Bicicletas Reclinadas. Recumbent Bikes.

Ya hace unos años que estamos apostando por las bicicletas reclinadas (recumbent bike en inglés). El nombre viene básicamente de ser bicicletas o triciclos dónde el ciclista toma una posición más reclinada sobre de la bicicleta, aportando a este mucha comodidad y aerodinámica. El sillín pasa a ser un asiento mucho más grande que sustenta todo el trasero y espalda del ciclista. Son un tipo de bicicletas poco comunes aquí, pero que debido a sus grandes ventajas creemos que son una opción muy interesante y que debemos promocionar y dar a conocer.

Por un lado, hay varios tipos de bicicletas y triciclos reclinados para adaptarse a los distintos tipos de ciclismo que queramos hacer. No es lo mismo circular por ciudad que por carretera o montaña, o para cortos desplazamientos o largos viajes cicloturistas. Podemos hacerlo solos, o acompañados utilizando también tándems reclinados o incluso medio reclinados, con un ciclista reclinado y el otro no. La variedad es muy grande e interesante. Hay modelos cortos y largos, más bajos o más altos, adecuados para los diferentes tipos de uso.

Por otro lado, ir en este tipo de bicicletas o triciclos es relativamente fácil pero requiere de cierto aprendizaje. La conducción, la maniobrabilidad, la posición, el equilibrio, el arranque, los músculos a usar, etc. es muy diferente al de una bici normal y por consiguiente requiere de un periodo de adaptación. Esto no significa que sean difíciles de usar, simplemente debes practicar y aprender, un punto muy interesante para los que creían que lo tenían todo aprendido del mundo de la bicicleta.

AZUB - PLEGABIKE

Hay un mito sobre estas bicis, que creemos que es un 90% mito y un 10% realidad, y que es: subir cuesta más y vas más lento. Creemos que esto es cierto por ejemplo en subidas cortas y explosivas, dónde en un momento te pones de pie en una bici normal y aportas un esfuerzo suplementario de aceleración y potencia para superar el obstáculo. En una reclinada, debes seguir sentado, y seguir haciendo fuerza con las piernas y empujando con la espalda más el asiento. Ahora bien, en subidas progresivas tipo puerto de montaña, donde hay un desnivel a superar de una manera constante y durante varios kilómetros, llevar una cadencia constante y además con una mejor respiración, punto muy importante pues permite una recuperación mucho más rápida, permite subir de una forma más rápida y descansada. A esto le podemos añadir, que una vez a la cima, la bajada o el llano con una reclinada es más rápido seguro.

AZUB - PLEGABIKE

Ventajas de las bicicletas reclinadas

– Minimizar o eliminar muchos dolores de los que se quejan los usuarios de bicicletas normales. Trasero, cervicales, cuello, espalda, brazos, muñecas, manos, dedos, pies son dolores que suelen desaparecer del todo con el uso de estas bicicletas. Hablando con un usuario de 75 años, nos comentaba que después de un día largo de 75 kilómetros, lo único que tenía cansado y dolorido, eran las piernas, que parece ciertamente lógico. Los brazos y las muñecas no soportan el peso del cuerpo, sólo tienen que guiar la bicicleta sin sobreesfuerzos adicionales.

– Lo indicado en el punto anterior, permite evitar muchas lesiones musculares, y permite ir en bici a mucha gente que ha dejado de ir con una bici convencional por problemas de espalda o cuello o muñecas.

– Mejor respiración y recuperación durante la práctica, pues no estamos cerrados sobre nosotros mismos.

– Visión perfecta frontal y lateral, sin necesitad de tener la cabeza levantada constantemente. Hay incluso la opción de usar reposacabezas. No se tiene que ir levantando la cabeza como en una bici normal. Esto minimiza el sobreesfuerzo del cuello, y los dolores que esto supone. Esta visión frontal, es también perfecta para uso urbano. Mediante un retrovisor conseguimos también la visión posterior y ángulos muertos laterales.

– Posibilidad de llevar más equipaje en largos viajes.

– Mejor aerodinámica, con lo que las convierte en rápidas máquinas en llano y en bajada. Al tener la espalda en contacto con el asiento, es posible ser más eficiente en el pedaleo, concentrando mucho la fuerza.

– Sillines o asientos muy confortables que permiten pedalear con total comodidad. No hay presiones concentradas en el trasero, ísquiones, próstata, etc.

– La comodidad radica en el echo que la bici y el asiento se adaptan al cuerpo del ciclista, y no al revés que es lo que pasa en las bicicletas tradicionales.

– Hay manillares altos y manillares bajos, es decir, que el manillar te queda delante de ti y debes llevar las manos un poco levantadas en los altos, y los bajos por debajo del asiento dónde los brazos los mantienes de forma lateral al cuerpo y mucho más cómodos y descansados. Los bajos permiten total descanso de los brazos, mientras que los segundos permiten más aerodinámica, perdiendo un poco el total confort de los bajos aunque siguen sin tener que aguantar el peso del cuerpo sobre ellos. Adaptarse a los segundos es seguramente más fácil, aunque con práctica, los dos son excelentes opciones.

– Más seguras frente a caídas, pues es difícil salir despedido por delante. Muchas de las caídas suelen ser laterales. Estamos más cerca del suelo y sacando los pies rápidamente los tenemos en tierra firme.

– Temperatura. En verano, la espalda no la tenemos con contacto directo con el sol, aunque al estar sobre el asiento, tampoco nos queda 100% ventilada. Las zonas dónde inciden los rayos del sol, son zonas siempre ventiladas por el aire que produce la propia circulación. En invierno la espalda va perfectamente protegida, al ser más aerodinámicos hay menos incidencia frontal del aire frío, y el sol incide en mucha parte del cuerpo al estar más estirados y no hacernos sombra nosotros mismos. Hay también la opción de usar pantallas para vientos frontales.

– Los modelos elevados (que suelen ser las reclinadas más cortas de longitud) se ven igual que las bicis normales, y los triciclos o modelos bajos (que suelen ser más largos), es recomendable usar un banderín para que los coches u otros usuarios de la vía, vean nuestro vehículo perfectamente.

– Hay modelos urbanos, de montaña, de carretera o para cicloturismo. Modelos de 2 ruedas o de tres (Trikes). Los modelos de 3 ruedas suelen ser más estables y bajos. Los de dos ruedas suelen ser más elevados amb rodes de 20″ a 29″ o 700, aunque hay bastantes modelos bajos.

– Algunos triciclos reclinados son fáciles y prácticos de usar por gente mayor con problemas de estabilidad o equilibrio, y también son bicicletas de fácil subirse y bajarse, pues son bastante bajas. Ideales para desplazamientos urbanos por ejemplo, o también salidas un poco más largas.

HASEBIKES - PLEGABIKE

Desventajas de las bicicletas reclinadas

– Suelen ser más pesadas que los equivalentes en bicicleta normal, aunque hay ya modelos muy ligeros, con componentes de alta gama. Al ser cuadros más grandes y largos, suelen pesar más. Lo asientos también pesan más, aunque materiales como el carbono hace que haya opciones muy ligeras. Aún así, a la hora de utilizarlas, el peso no se nota tanto como en las normales. La posición y el tipo de pedaleo permiten que el peso no sea lo más importante y el punto más diferencial. Si además las usamos para un uso recreacional y viajero, y no para competición, el peso deja de ser un inconveniente.

– Al ser más grandes son más difíciles de transportar, sobretodo en transporte público o avión. Aún así, cierto es que hay varios modelos plegables o desmontables. Tener que subir escaleras o desniveles también es más costos. Para llevarlas en el coche, hay portabicis de techo más largos para poder llevarlas sin problemas, como llevarías por ejemplo un tándem.

– Movilidad: Aceleración más lenta y arranque más complicado, aunque con práctica y una marcha larga, se arranca perfectamente.

– Más difíciles de controlar en trialeras, caminos abruptos o en subidas por terreno complicado. En las bajadas con terreno poco firme de pista, también se debe de tener más cuidado y aprender a tener más control de las ruedas. No se puede levantar la rueda delantera.

– Mirar hacia atrás cuesta más, por la posición y el asiento. Es por eso que la mayoría de modelos permiten la instalación de retrovisores, o se usa uno de casco o gafas.

– No ves con visión directa por dónde pasa la rueda frontal, con lo que debes intuirlo y aprender a ver como ir superando los obstáculos con cierta anterioridad el momento que realmente llegan a la rueda.

HASEBIKES - PLEGABIKE

Deja un comentario